- A. HUERTA

Nace en Valencia.


La afición por la pintura se despierta en él de muy joven, por lo que pronto busca poder introducirse en la Escuela de Artes y Oficios, donde gusta estudiar los Clásicos e intentar darle su carácter y personalidad.


Huerta siempre ha pintado con ese sello antiguo, pero a la vez actual, ya que sus flores y bodegones les da el matiz de esa calidad y maestría que se necesita para poder pintar como se hacía antaño.


Fue condecorado con numerosos premios nacionales.